sábado, 26 de abril de 2014

... cAVe CaNem ···



Te quieres convencer    de lo contrario,
pero eres dócil, tan       inofensivo
como un perro sin dientes.

    Ladra, ladra, no  bajes     el volumen:
muérdeles los tobillos,
que les quede     bien claro
            que los amos son ellos.






5 comentarios:

  1. Este poema no tiene respiro, es genial. Genial. Genial.

    ResponderEliminar
  2. Y los agujeros en medio de los poemas que significan?

    ResponderEliminar
  3. Me evocaste "La Paz perpetua" de Juan Mayorga... ¡BRAVO, GRAND3!

    ResponderEliminar
  4. grOAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAR

    ResponderEliminar

coMenTa, C'MoN